Cuánto cobrar por tus servicios

Cuánto cobrar por tus servicios

Si sos una persona que trabaja de forma independiente, seguramente alguna vez te preguntaste cuánto deberías cobrar por tus servicios. Y siendo freelancer digital, hasta podría llegar a ser peor.

Por eso, hoy quiero compartirte algunos tips que poco a poco fui aprendiendo en el mundo del Community Management freelance.

Empecemos por lo fácil: horas de trabajo

Cuando vamos a ofrecer nuestros servicios, es necesario que calculemos cuántas horas diarias, semanales o mensuales vamos a estar dedicándole a ese cliente en particular. No es lo mismo gestionar 1 red social, a trabajar con 3 o más.

También hay que tener en cuenta qué vas a incluir en el servicio que ofrecés. Por ejemplo: yo soy Community Manager pero también hago diseño gráfico, por lo que siempre voy a incluir esto dentro de mi servicio de gestión de redes.

Entonces, te recomiendo que repases varias veces todos aquellos beneficios que estás ofreciendo: ¿vas a realizar sesiones de fotos? ¿Cuánto tiempo interactuarás con las cuentas de tu cliente? ¿Tendrán reuniones semanales, mensuales, quincenales, etc.? ¿Incluirás diseño gráfico o coprywriting? Y todas aquellas preguntas que se basen en esos «plus» que ofrecés.

Herramientas de trabajo

Como Community Managers debemos usar muchísimas herramientas que van desde programas para generar excelentes informes (como Metricool) hasta herramientas de programación, diseño, entre otros. Y, a pesar de que algunas de ellas sean gratuitas, otras son si o si de pago. Por lo tanto, es importante que pienses en ellas a la hora de colocar un precio.

Por otro lado, también es importante incluir gastos como la luz e internet, ya que sin ellos no podrías llevar adelante absolutamente nada!

Imprevistos y otros

Muchas cosas pueden suceder en el transcurso de un mes o hasta una semana: varias reuniones con un cliente por algo en particular, horas extra por cambios en las planificaciones o la mala suerte de que tu teléfono o computadora se rompan. Por esto mismo, es importantísimo pensar un extra que vaya destinado a un fondo de emergencia. De esta manera, si surge cualquier imprevisto, podrás solucionarlo rápido y no habrá razón para entrar en pánico.

Si todavía no sabés cuánto cobrar…

Sé que en este artículo no hablé en ningún momento de números específicos y la razón es porque en sí no hay un monto exacto para cobrar por tus servicios, ya que dependerá del país en el que los ofrezcas, el tipo de cliente al que apuntes y tus propias habilidades.

Pero, si necesitás un monto de base, no tengas miedo en consultarle a otros profesionales que se dediquen a lo mismo que vos y se encuentren en tu sector. Además, es una buena forma de hacer networking.

Último tip super importante

A pesar de tus investigaciones y cuentas, te recomiendo que siempre ofrezcas un precio con el cual te sientas bien. No sirve de nada estar ofreciendo un servicio por 50 USD mensuales si después, por cualquier problema que surja, empezás a pensar que estás cobrando muy poco y sintiendo que tu trabajo no se ve reflejado en el precio.

Personalmente, muchas veces me vi enfrentada a la situación de ofrecer un servicio por menos de lo que vale verdaderamente y es terrible, desmotivador.

Recordemos que detrás de tu profesionalismo también hay muchísimo aprendizaje y eso es lo más valioso que podés darle a una persona: tu conocimiento y experiencia. Así que no las desvalorices y hacelas notar.

Espero que este artículo te haya servido y que puedas sacar una conclusión psrs tu propio trabajo.

Como este no es un tema para llevar a la ligera, te recomiendo que dediques una tarde (o una mañana) a llevarlo adelante. Si puede ser, podrías acompañar esta actividad con un rico café o té o unos buenos mates.

¡Muchas gracias por leer y por haber llegado hasta acá!

Seguimos conversando en la sección de comientarios

Deja un comentario