La repercusión del Newsletter

La repercusión del Newsletter

«Newsletter» es una palabra en inglés que hace referencia a un boletín informativo que cada empresa envía por mail a sus (posibles) clientes cada determinada cantidad de tiempo para comentar sobre novedades, promociones, etc. Por lo tanto, ya desde esta simple definición, es fácil darse cuenta de su importancia ¿No? Es por eso que hoy voy a compartirte algunos de los beneficios que tiene contar con un Newsletter y por qué es importante que comiences a implementarlo.

Para empezar, es la plataforma ideal para llegar a tus (posibles) clientes sin usar una red social de por medio. Al llegar a la bandeja de entrada de su correo electrónico, nos seguramos de que es 100% personalizado y hay más probabilidades que el usuario abra el email y lo lea.

Si querés educar a tu lista de contactos, es la mejor manera. Podés enviar mails sobre diferentes temáticas para ofrecer algún tipo de formación básica sobre determinados temas que son importantes en tu trabajo. En mi caso, por ejemplo, envío mails explicando diferentes funciones de las redes sociales o por qué estar en X plataforma es importante, etc. De esta manera, tus (posibles) clientes sabrán más del tema y te ahorrarás muchos malentendidos cuando hablen de tu profesión, servicios o productos.

Es ideal para promover el lanzamiento de un nuevo producto o servicio. Como los correos electrónicos son personalizados, como ya dije, es más probable que los (posibles) clientes lo lean. Sé que hoy en día están muy de moda los eventos en Facebook, pero créanme que es mejor hacer un Newsletter invitándolos al evento en esta red social que simplemente enviar una pobre notificación.

Todas las cosas interesantes que sucedan en el mes, podés compartirlas. De esta manera, tus (posibles) clientes se sentirán parte de tu marca/negocio/emprendimiento ya que, como hemos dicho muchas veces, hoy en día el marketing de las emociones está a flor de piel.

¿Cómo hacer tu propio Newsletter?

Lo ideal es tener un dominio propio, es decir, una página web que sea www.nombredetuempresa.com, como por ejemplo el mío (www.sofiapedroza.com). Esto te permitirá poder acceder a plataformas como MailChimp (es la que yo uso) que están preparadas especialmente para diseñar Newsletter o email marketing. Por supuesto que para estas plataformas hay que tener un conocimiento previo así que es mejor contratar a un especialista para que lo lleve adelante.

En el caso de que no tengas dominio propio y tu negocio recién está empezando, si te destacás por ser una persona muy creativa, podés diseñar un lindo y sencillo Newsletter desde tu email laboral y enviárselo a tus clientes. Por supuesto que no será un trabajo que se vea 100% profesional pero para el «mientras tanto» no viene mal.

Por último, un consejo importante, no vuelvas locos a tus remitentes con los mails. Yo, personalmente, considero que un correo cada quince días está bien.

Ahora que ya conocés todos estos beneficios ¿Te gustaría ponerlo en práctica?

Deja un comentario