Tus seguidores no son un número

Tus seguidores no son un número

Hace un par de semanas escribí un artículo en LinkedIn hablando sobre la importancia de no considerar a los seguidores como un simple número y sinceramente tuvo tan buena repercusión que consideré esencial tener esta información disponible en mi blog. Por eso, hoy les voy a compartir lo que escribí en dicho artículo.

Como Community Manager muchas veces me he encontrado con personas que llegan a la primera reunión con el siguiente planteo: «Si yo contrato tus servicios ¿Cuánta cantidad de seguidores voy a ganar?». A partir de ahí, ya me di cuenta que la cosa esta yendo para atrás. Por esto mismo, hoy quiero explicar brevemente porqué es tan importante que no consideremos a nuestros seguidores en redes sociales como un simple número.

Lo primero (y principal) es que cuando hablamos de seguidores estamos hablando de personas del otro lado de la pantalla. Tal vez tendrán un nombre de usuario extravagante o subirán fotos poco entretenidas pero, al final de cuentas, son seres humanos que tienen emociones, piensan, sienten y acutúan. Por lo tanto, no está bueno tratarlos como si fueran una caja de productos sin vida.

En segundo lugar, es importante destacar que cantidad no es lo mismo que calidad. El tener 200 mil seguidores no te hace «mejor» que una cuenta con doscientos ¿Por qué? Simplemente porque el número no dice nada. Como bien hablé en un artículo de mi blog, lo ideal es que esos seguidores que tengas sean de calidad, es decir, que se interesen por tus publicaciones dándole «me gusta», dejando comentarios y compartiéndolas (ya sea por privado o en la sección de Historias). De esta manera, el algoritmo de la red social se dará cuenta que tu contenido es de suma importancia y lo mostrará más generando que se puedan llegar a sumar más usuarios a tu cuenta.

En tercer y último lugar, hay que tener en cuenta que el aumento de seguidores en las cuentas manejadas por un Community Manager son una consecuencia de la estrategia llevada a cabo. Esto se debe a que lo «importante» pasa por otro lado: ofrecer contenido de valor a tus (posibles) seguidores y que éstos puedan conectarse a nivel emocional. Esto último genera que se produzca lo que describí en el punto anterior (la interacción). Por supuesto que es lindo ver que el número de seguidores aumenta, pero eso no sirve de nada si a nadie le interesa tu contenido o si le parece irrelevante.

Por lo tanto, a modo de conclusión, cuando me encuentro con personas que me plantean esa molesta pregunta, lo primero que hago es explicarle estos tres puntos que me parecen esenciales. En general debo explicarlo varias veces porque no lo entienden a la primera (no es tan fácil quitarse el estigma de los seguidores). Y, si a pesar de mis intentos todo sigue igual, entonces suele ser un «posible» cliente que ya no me interesa.

¿Qué opinás sobre esto? ¿Sumarías algún otro punto?

Deja un comentario